martes, 7 de julio de 2015

#Starr

Me gusta bocha entrar al chino y que tengan canciones pop al palo. En lo demás no sé si nos entendemos. No hablamos más que para saludarnos (hola, hola), me parece que ni les importa que hablemos, son casi diez años de no hablar; una vez les pregunté por los precios cuidados y no entendí la respuesta, y cada algunos meses me vuelven a aclarar cuál es el mínimo para poder pagar con débito.
No voy tan seguido y sin embargo más de una vez me fiaron (eeh qué caro, no me alcanza), y en una ocasión, tuvimos un desencuentro con un intercambio de billetes: ese día se tensó la cosa pero al chino no se le movía un pelo, cortó la charla, puso replay al video de la cámara de seguridad (..ahí estaba yo en blanco y negro, pagándole), y confirmó que el error era suyo y me pidió disculpas.
Creo que el fiado y esa anécdota a mi favor son toda la base de nuestra magra relación.
Hoy tenían la Aspen a todo volumen y me enteré de que es el cumpleaños de Ringo Starr. Todo, en ese pasillo de góndolas.
- Hola.


pd. le amo que toca la batería, canta y mueve la cabeza estilo beatle imperdible con su pelito corte taza, todo por el puético precio de ser quien es.

No hay comentarios: