martes, 10 de marzo de 2015

wachos watches

Estoy escribiendo -como hace años, por laburo, en algún momento del mes- textos sobre relojes. Y hace como una hora que los vecinos de arriba están discutiendo -a los gritos, eufóricos y veraniegos- sobre tatuajes de relojes.
Hay un tercer participante entre los vecinos, la televisión, que creo que es precisamente la que les da letra. Un programa de tatuajes, culpable, y gracias por todo, bendita vecindad.
- Tatuate uno de arena... aaaaaah nononono bancá uno antiguo, es re pro
- noo uno acá no va de arena
- seeeee pibeeeee pará pará sabés quién tiene uno antiguo groso mi amiga Lea
- no uno groso mejor acá, jajajaja seeeeee re vaaaaaaa
- y qué dice, qué hora le ponés
- es un quilombo, no
- porque yo no me lo saco ni en pedo después
- ¿pero queda mal? acá, de este tamaño, reloj
- naaaa es re groso
- ah no mirá lo que se hizo ese jajajajaja re sacadoo
Y así, time after time.


No hay comentarios: