martes, 17 de marzo de 2015

*más amor por favor

"La cultura de la violación es lo que hace posible que gente que nunca violaría piense igual que los violadores."
Comparto esta frase, tremenda y tan verdadera, del muro de LA MARCHA DE LAS PUTAS BS.AS.
Antecede a un testimonio de un violador, que no copio porque no sé si sirve demasiado el testimonio de un violador, es como escuchar a un caso de mil... para espantarse (más), para enojarse (más), ¿para qué? ¿Importan sus argumentos por los cuales procedió en su caso? Tengo mis dudas, también las comparto. Quizá sirva para escuchar hasta dónde puede llegar la cabeza, el cuerpo de alguien, pero es 'alguien'. No sé si sirve para mucho más. Cualquier cosa, igual, está ahí, al alcance, en ese muro.
Yo optaría más bien por quitarle la palabra a los violadores, a los asesinos. Es un derecho al que han renunciado solos.
Me sigue pareciendo peligroso el hecho de que haya miles de personas -que quizás sientan asco al escuchar esos testimonios- y que sin embargo sostienen los mismos argumentos. Sostienen, conservan, resguardan, propagan 'la palabra' de esta cultura de la violación y el abuso.
Qué peligro ése. Esa quizá sea una de las más grandes inseguridades de este mundo.
Quisiera decir algo más, no me sale.
Ay, transformemos, urgente, esta cultura.

No hay comentarios: