martes, 2 de diciembre de 2014

*Salud

Estas noticias me hacen pensar en los pacientes, pero también en la vida cotidiana de cada enfermero, de los psiquiatras, del resto del equipo médico, en los psicólogos y autoridades de ese Hospital, díganme, ¿qué hacen? Pienso en todos esos que forman parte de un delito, y en los gobiernos que abandonan, en las sociedades que abandonan. En los miedos vueltos odio que margina; tristeza hecha sistema de engranajes. En esos trabajadores de la enfermedad, que son los verdaderos ejecutores de la locura, inmunes al amor, a la vida.
Ayer lunes la noticia fueron nueve pibes del Instituto de Menores Agote, en Palermo, que iniciaron un incendio para pedir mejoras en la condiciones de detención, así fue que pudieron salir en las noticias, así, casi asfixiados, y no de otra manera.
Y ayer y hoy están tan cargados de noticias así como años de cárceles impunes y hospitales macabros hay y hubo.
No aceptemos más noticias así, de una vez por todas, nos las aceptemos, realmente no.

No hay comentarios: