De pronto flash

Anoche, haciendo fila en el baño de un bar, vemos con una amiga cómo la flaca que está adelante (la llamaremos A) no va que da un paso para tomar su turno que la puerta del bañito se viene abajo. Quiero decir: salta de sus bisagras, no llega a caer, la atajamos, se suman B y C, empujamos para que vuelva a su lugar. D le avisa a la flaca del bañito de al lado que no podrá salir hasta que arreglemos esta puerta. Mientras lidiamos con un encastre milimétrico y oxidado, empezamos a estallar de la risa jajaja qué hacemos ahí a esa hora acomodando una puerta, y más jajaja, hasta que por fin engancha y gira con la armonía de los dioses, la flaca que esperaba para salir es liberada y A, donde había empezado todo, entra rauda a hacer lo suyo.
Las demás (y creo que A también) estallamos de risa. Una de las flacas reparte abrazos, jajaja esta secuencia es muy buena, jajaja (repetimos esa frase unas diez veces, creo principalmente porque cada vez que alguien la decía, nos estallábamos jajaja). Otra dice: qué bueno que las minas hacemos fila para ir al baño. Tal cual. Más celebraciones y nos despedimos.
Un buen rato después, vuelvo al baño. Otra vez la filita. Otra vez salta el pituto de la bisagra y la puerta se destartala y cae. Una nueva flaca, pongamos E, ataja la puerta. Yo me adelanto en la fila y digo: esto ya nos pasó hace un rato. Creo que le conozco la maña (subida a la ola de la algarabía anterior). Dos pibas levantan la puerta, engancho la bisagra de abajo, otra se ocupa de la bisagra de arriba. Lo arreglamos otra vez. Vuelven los aplausos. Armageddon a salvo, misión cumplida, papelitos de colores. Nos reímos, no sabemos por qué está pasando todo eso en ese baño de dos por dos, jajaja, y ahora con un condimento de color, puro aporte del DJ (real, verídico, creer o reventar): de fondo suena Costumbres Argentinas, y nos damos cuenta y otra vez jajaja, '..muerdo el anzuelo y vuelvo a empezar de nuevo..', jajajaja, eeeeh chofeeer del bar, media pila y arregle la puertaaaa de una vez, jajaja.
Una de las flacas -mientras se arregla el rimmel en el espejo, volviendo todo a la normalidá- dice: "Muy capo todo". Tal cual.
'Muy capo todo' es como una versión de aguante todo, pero con otro nivel, no sé cuál, pero es otra cosa. Vuelve la fila de espontáneas reparadoras de puertas a su lugar, con las nuevas A, B, C y D nos vamos saludando a medida que salimos del baño. Palabras de aliento, las pibas vuelven a la pista como quien sale a la cancha con la mejor selección nacional. Pulgar para arriba buena onda todo y las pierdo de vista.
Me pregunto cuántas veces se habrá destartalado esa puerta anoche. Imaginé equipos y equipos de reparadoras espontáneas. Pensé en la cantidad de flacas que ya habían pasado por el baño, las que estarían por pasar, las que ya habían arreglado al menos una vez la bisagra y ahora daban una mano, subidas a la ola de la algarabía anterior; equipos y equipos desperdigados en el bar. Una estadística hermosa. Muy capo todo, claro.
Le mando un abrazo a cada capa-reparadora-espontánea-de-puertas, wearethechampions ♪




Comentarios